Feb 03

#Cuba: Un viaje peligroso

Por: Raúl Antonio Capote

Un Audi gris en medio de la nada, campos de pasto sin vacas, monte y marabú que se alterna con antiguas vaquerías, abandonadas, especie de monumento a una época mejor. El auto avanza por un estrecho camino de tierra, voy acompañado por dos hombres, uno conduce y el otro va sentado a mi lado. Son dos oficiales de la CIA, llegaron hace unos días a realizar un trabajo conmigo, debíamos ir a Santa Clara y luego a Sancti Spíritus para probar el funcionamiento de un equipo para las comunicaciones.

Esa tarde me recogieron en un lugar cerca de la casa y partimos rumbo a la ciudad del Ché. Todo marchaba según lo planificado, mis compañeros han tomado las medidas necesarias para proteger la misión, de golpe sin previo aviso el auto sale de la carretera y se interna por un camino de tierra, el chofer consulta un mapa, el que viaja a mi lado dice que nos vienen siguiendo desde hace varios km y que por eso se desvían de la ruta original, guardan silencio.

El Audi avanza y comienza a anochecer, de pronto el chofer dice, este tipo es de la seguridad cubana, sonrío, el que viaja a mi lado, un rubio de baja estatura y fuerte complexión observa, siento molestia ante la mirada insistente, respiro profundo y me contengo, contemplo el paisaje por la ventanilla. El rubio dice Raúl, no te ofendas, mira si yo fuera cubano también fuera de la seguridad, así no me buscaba problemas con nadie, trabajas con nosotros y con ellos, eso es normal.

Lo miro y sonrío. El chofer masculla en ingles hijo de puta. El otro prosigue eres de la seguridad cubana, lo sabemos, pero eso no importa compadre, no tiene nada que ver, el rubio pone una mano sobre mi hombro. No seas comemierda, le digo molesto, ustedes saben bien que no soy y que nunca podría ser la seguridad, aparto su mano.

El que conduce vuelve a mascullar Hijo de puta. Se que no puedo perder el control, debo hacer uso de mis mejores dotes de actor. Ustedes son unos paranoicos, siempre están viendo segurosos por todas partes. Una vaca se atraviesa y por poco le damos, coño, pienso, la única vaca que hay a varios km a la redonda por poco nos mata, valla suerte. Miren esa vaca seguro que es de la contrainteligencia, digo con sorna y reímos. El chofer repite su letanía Hijo de puta, y agrega, aquí el único que es de la contrainteligencia eres tú.

Ya es noche cerrada y estamos en medio de la nada, el auto se detiene. Vamos a orinar propone el rubio, estamos a la entrada de un pequeño puente, debajo corre un río, siento el sonido del agua y el olor a humedad, ese olor característico de la tierra y la piedra mojada, de las plantas que crecen junto a las corrientes de agua. El rubio marcha adelante y el chofer se sitúa detrás de mi, estamos en medio del puente, pienso rápido, el chiquito se va conmigo, estoy listo, este se cae del puente conmigo, estoy a punto de lanzarme contra él, rápido pienso, actúo, me viro de espaldas a los dos y comienzo a orinar en dirección al río, silbo una canción.

El chofer dice, Hijo de puta y ríe a carcajadas, nos vamos que tenemos que llegar a Matanzas antes de las 12. Nos montamos en el Audi Más hijo de puta eres tu, le digo al chofer en inglés y partimos rumbo a la ciudad de los puentes.

301

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Cristina on 3 febrero, 2016 at 2:22 pm
    • Responder

    Raúl , cuentame más de esa historia , ¿tienes algun libro donde narres esa etapa de tu vida?. me dejante, como se dice , engancha. ¿ Y despues que paso?

    1. Esta historia forma parte de mi libro Enemigo, publicado en el 2012 por la Editorial José Martí, gracias por tu opinión

    • Isairis on 4 febrero, 2016 at 5:09 am
    • Responder

    y bueno en qué paró la cosa? hay segunda parte del relato? habrá libro con esta viviencias? este es un adelanto? jajaja Muy bien llevada la trama . Imagino que aprietos como estos hubo miles. Me quito el sombrero ante usted.

  1. ¿Pero hasta ahí? :S quisiera haber leído mas..

  2. Muy interesante tu historia…lástima el suspenso del final. Que pena que no tengamos acceso a tu libro!!!

  3. Hola:-)

    Sí, la verdad que hace falta más información de la historia y sobre el libro también.

    Creo que las historias como estas, hay que contarlas un poco mejor; pues podría pasar que alguien crea que ser agente encubierto es una tarea fácil. Así como las historias de Elpidio Valdés; las que nos han hecho creer desde fiñes, que los mambises la tuvieron fácil.

    Saludos;-)
    http://desdeguantanamo.cubava.cu
    http://elioantonio.cubava.cu

  4. Raul, puedes mandarme si puedes el libro digital o ponerlo en la intranet del ministerio?

Deja un comentario

Your email address will not be published.